Desayuno en la Habitación y Wi-fi gratuita

Un antiguo convento en pleno centro de Roma

El Hotel Gregoriana, un hotel de tres estrellas con un encanto antiguo, en pleno centro de Roma, se halla dentro de un convento que se remonta al siglo XVII. Tras una larga búsqueda de fuentes para retomar el estilo arquitectónico de aquel entonces, nuestra casa se reformó para recuperar los ambientes típicos del siglo XVII y sus clásicas paredes, entre otras cosas. Gracias a un atento diseño de interiores, hemos intentado aunar y armonizar los elementos antiguos junto con los más contemporáneos. Todos los materiales empleados como el mármol o los objetos de decoración son el fruto de más de un año de estudio pormenorizado llevado a cabo con gran esmero y mucho amor..

Hoy un Hotel de clase, gusto y confort

La conserjería está a su disposición las 24 hora.
El desayuno de tipo continental se sirve en el salón o, bajo solicitud, en su habitación de 7.15 a 10.30.

Llegada de las 15.00 en adelante
Salida antes de las 11.00

SERVICIOS:

    Aire acondicionado y calefacción
    Consigna de equipajes
    Ascensor
    Conexión Internet Wi-fi gratuita
    Servicio de conserjería las 24 horas
    Servicio de lavandería
    Servicio de conserjería
    Consejos sobre recorridos exclusivos y alternativos (Villa Borghese, Caravaggio)
    Fax/fotocopiadora
    Consigna de equipajes gratuita
    Servicio de despertador
    Está prohibido fumar en todo el hotel
    Se admiten animales domésticos

Además, es un placer ofrecerles, solo bajo pedido:
Desayuno en la habitación
Reservas para museos, exposiciones, espectáculos y restaurantes
Reservas de visitas guiadas de la ciudad y de los alrededores
Servicio de traslado en limusina desde y hacia el aeropuerto (bajo pago)
Salida tarde (bajo pago)
Servicio de asistencia médica y de niñera (bajo pago)
Sorpresas en la habitación como flores, bombones, chmpán, etc (bajo pago)


Tarjetas de crédito aceptadas: VISA - MASTERCARD - DINERS – AMEX

En enero de 2011 se introdujo una tasa de estancia para la ciudad de Roma. La tasa es de 4 euros por persona por noche (excepto los menores de 10 años). Esta tasa no está incluida en el precio y se deberá pagar al contado en el momento de su llegada.